Grego Rossello:

ENTREVISTA

Grego Rossello: "Creo que tendría que haber más gente ridícula"

Grego Rossello: "Creo que tendría que haber más gente ridícula"

Entrevistamos al actor y comediante antes de su presentación en el Gran Rex

El próximo sábado 23 de septiembre a las 21, Grego Rossello vuelve al teatro Gran Rex por segundo año consecutivo para presentar Ridículo, un nuevo unipersonal de stand up con el que el actor y comediante busca hacer reír al público a partir de sus historias más personales. En este show, Grego cuenta cómo es su vida después del boom mediático, las críticas en las redes sociales, los castings, la televisión, el amor y la convivencia, sumado a una gran puesta en escena, interacciones improvisadas con los fans y otras sorpresas.  

"No, es todo mentira, lo único que hicimos fue cambiarle el nombre y la gráfica, la idea es estafar a las 3 mil personas", bromea Rossello al inicio de esta entrevista con Popstar, para la que fue muy bien preparado: llevó dos remeras de Justin Bieber para hacer una producción de fotos especial con nosotros. ¡Genio total!

-¿Cómo te estás preparando para el Gran Rex?

-Fue un laburazo de nueve meses al palo, quizás los más movidos de mi vida. Fue tirar todo y empezar de vuelta, pero era un momento en el que me estaban pasando un montón de cosas, por ende había mucho para contar. Le puse Ridículo al show porque creo que vivimos una sociedad en la que tiene una connotación negativa, y para mí está re bueno ser ridículo y creo que tendría que haber más gente así. Mi objetivo es hacer reír, si para hacerlo tengo que quedar en ridículo no me interesa. Es mi show de stand up más genuino, estoy parado arriba del escenario contando cosas que realmente me pasan y siento, y creo que la gente puede identificarse. No está pasado de pimienta, no es trucho. 

_PAG4544

-¿Podés mencionar algunos de los momentos más ridículos de tu vida?

-Mi debut en ESPN el año pasado. Me poncharon antes de tiempo, Juan Marconi estaba diciendo cosas re lindas y agarré una jarra de vidrio muy pesada, se me cayó y por suerte no se rompió pero volqué dos litros de agua en un estudio de televisión. Fue bastante ridículo pero lindo a la vez.

Otro ridículo para bien fue el video que hicimos con Stephie y su perro, el que más reproducciones tuvo. Llegamos a las 2 millones en dos días, fue un flash. Cuando empezamos a editarlo pensábamos que no iba a quedar divertido pero al final gustó mucho.

Uno que me dejaron en ridículo fue en la conferencia de prensa de inicio de rodaje de Bruja (la película que rodó junto a Pablo Rago y Erica Rivas, entre otros). Estaba Pablo Rago hablando de su personaje, todo muy profundo y la gente callada. Yo no sé por qué estaba ahí, habían elegido a seis actores y me llevaron a mí de entre veinte, y de repente Pablo dice: “el otro misterio que vamos a resolver hoy es qué hace Grego Rossello entre nosotros”. Me hizo reír pero me puse rojo, no me esperaba que me nombre.

El video con Mess también es totalmente ridículo, me da un poco de vergüenza ajena. Aparece el chabón y yo empiezo a gritar “Leo, Leo, yo soy el de los videos”. Migue Granados me jode hasta hoy: “sí, flaco, te sigue, va a saber que sos el de los videos”. Grité tanto que mi jefe de ESPN, que estaba en un restaurante viendo la tele, me dijo “entró tu voz por el micrófono de TyC de lo fuerte que gritaste”. Fueron todos momentos en los que animarme a hacer el ridículo dio resultado.

_PAG4525-

-Además de Messi, ¿con qué otros famosos te salió el fan de adentro?

-Flashé con varios: Nico Vázquez, que me dijo que veía mis videos y no lo podía creer. Me está pasando mucho con los futbolistas, me sigue la mitad de la Selección y tengo muy buena onda con Ever Banega, Otamendi, Rojo, Messi, y que de repente esos tipos me digan "sos un capo", cuando para mí ellos lo son, es loco. Moria Casán fue invitada a Polémica en el Bar y dijo “este es el pibe que llenó el Gran Rex, el año pasado todos los productores hablaban de él”, no lo podía creer. Cuando conocí a Tini Stoessel lo mismo, ella me re ubicaba. O descubrir que mi novia, que es un bomba y todos dan por sentado que yo remé el dulce de leche, me comentaba los videos desde mucho antes de conocernos.

-¿Te cuesta asimilar el buen momento que estás viviendo a nivel laboral?

-Me impresiona que todos los años sigue mejorando, por eso trato de hacer el ejercicio de valorar lo que me está pasando en vez de pedir más. En este afán de mejorar y no quedarme me cuesta cuesta mucho disfrutar, estoy todo el tiempo exigiéndome y hay cosas que no vuelven. El primer teatro lleno con 600 personas, por más que hagas uno con 3, mil no vuelve, el primer día que estás en televisión en vivo, tampoco. Después de haberme perdido muchos de esos momentos por tener la cabeza un paso adelante, ahora estoy en un lugar mentalmente más tranquilo aunque mi agenda diga lo contrario. Para este Gran Rex estamos haciendo un laburo previo muy grande, me estoy quemando las pestañas y pasándola horrible para ese día disfrutar a pleno.

Texto: Florencia Falcone

Fotos: Pablo González