Shawn Mendes estaba muy enfermo cuando grabó “There’s Nothing Holdin’ Me Back”

CELEBS

Shawn Mendes estaba muy enfermo cuando grabó “There’s Nothing Holdin’ Me Back”

Shawn Mendes estaba muy enfermo cuando grabó “There’s Nothing Holdin’ Me Back”

Por eso su voz tenía un sonido diferente...

El mes pasado, Shawn Mendes reveló la historia detrás de su exitosa canción, "There's Nothing Holdin 'Me Back": la letra no estaba dedicada a una chica de la vida real sino al personaje de una película en la que el cantante iba a actuar. Pero esta no es la única confesión que el canadiense hizo sobre su hit. Ahora contó de dónde proviene el pequeño raspón de su voz que se escucha en el tema y le da un toque único.

Resulta que Shawn descubrió que tenía sinusitis mientras estaba en Los Ángeles y justo antes de su segunda cirugía grabó la canción. "Justo el día anterior, sin saber lo que tenía, entré en el estudio y me quejaba por mi voz. Ese efecto de raspadura que se escucha en "There's Nothing Holdin 'Me Back" es porque tenía una infección loca, Mi voz se estaba literalmente rompiendo pero, en realidad, hizo que sonara genial", explicó.